Un implante que permite volver a escuchar

Por primera vez en República Dominicana,  médicos realizan implante coclear bilateral para recuperar la audición.

 Los especialistas Leopoldo Deive Maggiolo y Claudio De Oleo explican que para hacer este procedimiento debe haber una hipoacusia profunda de ambos oídos.

Recientemente, dos  especialistas en otología y otorrinolaringología del Centro intervinieron a dos pacientes a los que colocaron implantes cocleares. Uno de los pacientes había perdido  la audición en un accidente de tránsito en su trayecto laboral; la otra paciente la había perdido por una infección de meningitis.

Una nueva oportunidad surgió para estas personas y sus familiares con  un novedoso dispositivo estadounidense que les permitía estimular  el órgano para volver a recibir sonidos. En CEDIMAT se realizaron estos implantes cocleares que prometen una recuperación del sentido  de manera eficaz en un periodo de seis meses.

El primer paciente intervenido fue un joven que había tenido un accidente que le llevó a perder  la audición; un camión lo impactó, le rompió la base del cráneo y perdió su audición,  contó el doctor Deive Maggiolo.

Existen antecedentes de pacientes que han realizado implantes bilaterales, que han sido de forma secuencial; uno primero y al mes el otro. Sin embargo,  “Es una novedad  en el país este procedimiento y  con esto damos apertura a este tipo de servicio”, añadió el otólogo.

En el caso de la señora intervenida, también fue una intervención exitosa. En ambas cirugías se utilizó la tecnología de Advanced Bionics, de origen californiano, siendo el único implante americano en el mercado, explicó el médico.

En qué consiste

Los médicos  explican que implantan la parte interna  o la cocla del oído, un dispositivo en forma de un tubo que se enrrolla, el cual  tiene un procesador y luego de cuatro semanas se enciende. Este es el que permite brindar ciertos estímulos para detectar sonidos y desarrolla la audición, tras ser programado.

“Los dos pacientes intervenidos tenían memoria auditiva, es decir, con anterioridad escuchaban;  y eso facilita el proceso para la rehabilitación”, revela el especialista.

El sistema auditivo se atrofia si las personas no lo usan, igual  que lo que ocurre con los órganos, analiza el experto; agregando con este implante  un adulto puede tomar seis meses para aprender a escuchar y los niños, si nunca han escuchado, hasta dos años.

Es la primera vez que se ofrece este servicio  a las aseguradoras, mientras que en el centro de salud se ofrecen el diagnóstico, la cirugía y la rehabilitación para estos casos. El seguimiento se realiza con una tecnología muy avanzada y participan especialistas y técnicos, orientados por un profesional en audiología.

En cifras

En la República Dominicana existe una alta incidencia de hipoacusia neonatal. Uno de cada 100 mil nace sordo; 4 de cada 1000 nace con algún tipo de problema auditivo. En el país deben nacer 200 niños dominicanos completamente sordos con caso que tienen solución.