Cirugía Minimamente Invasiva Colorrectal

En qué consiste

La cirugía mínimamente invasiva o laparoscópica trata las patologías benignas o malignas del colon y el recto mediante pequeñas incisiones en el abdomen a través de las cuales se colocan trocares que permiten accionar  instrumentos quirúrgicos delicados que varían en tamaño entre los 3 y 12 centímetros de diámetro.

El procedimiento se observa en monitores que magnifican el área de trabajo varias veces el tamaño normal.

Ventajas

– Permite una mejor exploración de la cavidad abdominal

– Menor pérdida de sangre

– Menos dolor postoperatorio

– Menor incidencia de hernias incisionales

– Menos adherencias

– Recuperación mucho más rápida

– Menor estadía hospitalaria

Tratamientos

La Clínica Integral de Cirugía Mínimamente Invasiva puede abordar con la misma eficacia que la cirugía abierta la mayoría de las enfermedades que afectan el colon y el recto, tales como:

– Tratamientos de la motilidad asociados a constipación crónica

– Enfermedades inflamatorios como la Colitis y la enfermedad de Crohn

– Enfermedad diverticular

– Tumores benignos que no pueden ser tratados por endoscopia

– Tumores malignos

– Prolapso rectal

– Padecimientos agudos, como la obstrucción intestinal, apendicitis aguda, etc.

Servicios diagnósticos

Los pacientes recibirán todas las atenciones necesarias para tener un diagnóstico preciso de su enfermedad y determinar la pertinencia del tratamiento quirúrgico, ofreciéndose los  siguientes servicios:

– Rectosigmoidoscopia o colonoscopia

– Estudios de imágenes (TAC, MRI, estudios baritados, radiografías, etc.)

– Biopsias

– Laboratorio

– Interconsultas

– Presentaciones en Comités Interdisciplinarios.

Solicita tu cita

Formulario en línea

[dt-llamanos]