CEDIMAT logra un nuevo hito en la Cardiología dominicana

Sobrevive primer paciente con soporte cardiopulmonar ECMO en RD

El ECMO permite asegurar durante días o semanas la oxigenación de la sangre, sustituyendo completamente la función de los pulmones y el corazón.

Santo Domingo. Los avances científicos, la medicina y novedosos equipos para de sustento y tratamiento de la salud han permitido ampliar cada vez más las posibilidades para mantener la vida de las personas, uno de estos es la Membrana Extracorpórea de Oxigenación (ECMO), una terapia que proporciona soporte  temporal  de pacientes cuyos pulmones y corazón  están gravemente dañados y no pueden desarrollar su función normal.

Recientemente,  el  Centro Cardiovascular del Centro de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (CEDIMAT) reportó  la realización del primer caso  con éxito en la República Dominicana, de una paciente de dos años de edad, que posterior a la corrección de una cardiopatía compleja,  necesitó su estabilización y recuperación con un soporte cardiopulmonar prolongado. Esta  terapia permite asegurar durante días o semanas la oxigenación de la sangre, sustituyendo completamente la función de los pulmones y el corazón. Los resultados de la infante han permitido  lograr un nuevo hito en la Cardiología,  Cirugía Cardiovascular, Cuidados Intensivos y Perfusión Pediátrica a nivel nacional.

Los doctores Janet Toribio, Juan León Wyss y  Carisa Nieves,  Jefes del programa Cardiovascular Pediátrico de CEDIMAT, revelan que  tras 48 horas de asistencia a la niña, fue posible desconectar el soporte artificial y su recuperación  ha sido todo un éxito.

“Esta terapia puede ser utilizada en todos los pacientes, en los cuales todas las medidas terapéuticas  convencionales no logran su estabilización y tendrían un 100% de mortalidad en caso de no disponer de esta tecnología. Es una técnica extracorpórea que proporciona soporte  al aparato circulatorio de pacientes cuyos pulmones y corazón  están gravemente dañados y no pueden desarrollar su función normal”, explica Juan León.

La Dra. Toribio destaca que Todo programa de cirugía cardiovascular y de cardiología intervencionista debe disponer de esta tecnología para garantizar una completa cobertura a sus pacientes según los estándares internacionales.  Esto implica de la misma forma disponer de un personal multidisciplinario altamente calificado,  24/7 y  de respuesta inmediata.

Este tipo de terapia se desarrolla dentro de la  expansión del servicio Cardiovascular Pediátrico de CEDIMAT y la ampliación en sus programas, dedicados exclusivamente a niños con cardiopatías congénitas, tratadas mediante tecnología de punta y un equipo multidisciplinario, constituido por médicos, enfermeras y técnicos altamente especializados.

Este gran logro ha sido posible gracias a la gran infraestructura de CEDIMAT Cardiovascular, así como a la donación de la máquina de ECMO de última tecnología por parte de la Fundación Juan Manuel Taveras, así como al equipo humano especializado en ECMO.

Durante el presente año, más de 1,200 niños han podido ser intervenidos, tanto por cirugía como por cateterismo,  recibiendo terapias de alta complejidad; la mayoría de estas han sido realizadas por primera vez en el país y son parte al manejo rutinario del centro de salud.

 

Sobre el ECMO

Esta terapia realizada por un equipo llamado “ExtraCorporeal Membrane Oxygenation” permite asegurar durante días o semanas la oxigenación de la sangre, sustituyendo completamente la función de los pulmones y el corazón, siendo el último recurso considerado cuando fallan otros tratamientos convencionales como los farmacológicos.

Inicialmente esta técnica fue desarrollada para lactantes y niños, extendiéndose posteriormente también para su aplicación de pacientes adultos.

Es posible implantar un sistema de ECMO tanto en sala de operaciones como también en otras áreas del hospital como son cuidados intensivos y  sala de cateterismo cardiaco.

Sus aportes y ventajas

Este sistema además de permitir la inmediata estabilización de los pacientes que de otra forma estarían condenados a una muerte inevitable, puede lograr su recuperación completa como en el caso que hemos reportado. En algunos casos, acepta la estabilización de los pacientes para poderlos operar bajo condiciones más favorables.

Puede también ganar un tiempo hasta conseguir un órgano para realizar el trasplante en caso de daño irreversible, recuperar el daño cardiaco o pulmonar debido a infecciones graves refractarias a tratamientos convencionales.

Con el ECMO se pueden transportar, tanto terrestre o aéreo, a pacientes en condiciones en que normalmente no podrían ser trasladados a centros especializados, tanto en territorio nacional como internacional, entre muchas más indicaciones para su aplicación.